Recorrido por las cataratas de Iguazú

No por nada han sido elegidas por la UNESCO como una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo, y además declaradas Patrimonio Natural de la Humanidad. Con una extensión total de 27 kilómetros desde la cascada original hasta la Garganta del Diablo, esta imponente caída de agua está formada por un conjunto de 275 saltos que llegan hasta los 70 metros de altura, y el espectáculo de ver de cerca esa inmensa masa de agua es realmente fascinante, y hace que uno se sienta de veras insignificante frente al poder de la naturaleza.

Las cataratas pertenecen al Parque Nacional Iguazú, situado en el noroeste de la provincia de Misiones, al lado de la localidad de Puerto Iguazú. En él conviven más de 400 especies de aves y casi 2 mil especies vegetales, en un ambiente ideal propiciado por la humedad y las elevadas temperaturas. Por supuesto también hay una gran riqueza en su fauna, con algunos animales en peligro de extinción como el yaguareté, yacarés, tapires y los coatíes, que suelen hacer estragos con las viandas de los turistas.

vistas-iguazu

Por suerte el recorrido puede hacerse a pie, ya que el circuito está delimitado por pasarelas que facilitan el acceso. El plato fuerte es el famoso salto denominado La Garganta del Diablo, de unos 80 metros de altura, donde el agua tiene tal potencia que si uno se acerca hacia el borde del mirador, seguramente saldrá empapado, y al romper contra el río produce densas nubes de vapor. Es sin dudas el salto más espectacular de todos, y generalmente se forman allí arcos iris, lo que realza aún más la belleza del lugar. Otros saltos remarcables son el Bosetti, el Dos Hermanas, San Martín, Adán y Eva, Tres Mosqueteros y Rivadavia.

Claro que no todo se resume a contemplar esta maravilla natural, hay muchas otras actividades para realizar en este sitio. Por ejemplo, visitar el Centro de Interpretación, un lugar especialmente acondicionado para que el turista conozca un poco más en profundidad la historia, el clima y la geología del parque, información sobre las especies que lo habitan y también la idea es generar en la gente una mayor conciencia ambiental. El Centro está bien cerca del ingreso al parque, y abre todo el año.

Algo que no querrán perderse de ninguna forma es el recorrido en el Tren Ecológico de la Selva, que funciona a gas natural y fue pensado exclusivamente para el desplazamiento de los turistas dentro del parque, por lo cual está adaptado a las condiciones climáticas del entorno y es abierto para que uno pueda sentir absolutamente todos los olores, sonidos y texturas del lugar. Tiene sólo 3 estaciones: Central, Cataratas y Garganta del Diablo. Para poder apreciar plenamente esta última, se construyó una pasarela lineal de 2080 metros de ida y vuelta.

cataratas-iguazu-2

Para los que disfrutan de la aventura y del contacto real con la naturaleza, nada mejor que los Safaris en la Selva, un paseo de casi 2 horas en vehículos 4 x 4 a través del sendero “Yacaratiá Sur”, dentro del área protegida del parque. Los jeeps están descubiertos para que el turista pueda obtener las mejores fotos y recuerdos fílmicos de este lugar único, donde podrá ver las singulares formas de vida que habitan las copas de los árboles, como monos y ardillas entre otros.

Otro interesante y adrenalínico paseo es la visita a la Isla San Martín, que requiere una importante cuota de esfuerzo físico por parte del turista, ya que posee un intenso recorrido de 650 metros, que se inicia con una subida a 172 escalones de piedra, y luego se llega al embarcadero que está en el Paseo Inferior de las cataratas, desde donde parten lanchas hacia la isla. Una vez allí, de seguro querrán refrescarse, mientras disfrutan de una maravillosa vista del Salto San Martín. También podrán tener una vista panorámica de la Garganta del Diablo y los saltos brasileños, y el total del paseo es de 2 horas aproximadamente.

Por último, y esto te gustará si eres del estilo romántico, quisiéramos recomendarte el inigualable Paseo de Luna Llena, que consiste en subirse al Tren de la Selva y realizar el recorrido completo hasta llegar a la Garganta del Diablo, pero bajo la magia de la luz de luna bañándolo todo, lo que brinda una novedosa pero igualmente maravillosa vista del salto más importante de las cataratas, y por supuesto configura un momento ideal para contactarse verdaderamente con la naturaleza y su encanto, aprovechando el silencio.

Y si estás pensando en dónde podrías alojarte, Iguazú dispone de una gran cantidad de alternativas, para todos los gustos e intereses. Hay lujosos hoteles 5 estrellas como el Panoramic Hotel Iguazú, ubicado a sólo 15 minutos de las Cataratas, ofrece servicios de gran categoría, como piscina al aire libre para adultos y niños, Wi-Fi, casino y business center. Otro similar es el Casino Iguazu Grand Hotel, también con extraordinarias comodidades. En un nivel inmediatamente inferior se ubican complejos como el Hotel Raíces Esturión, el Tourbillon Cataratas, de ubicación estratégica a 10 minutos de las Cataratas, o el Orquídeas Palace Hotel.

Otra opción válida pueden ser los lodges, hoteles pequeños pero que cuentan igualmente con el confort necesario para hacer de tu visita a Iguazú una experiencia inolvidable. Algunos de ellos son: La Cantera, Caño 14 e Iguazú Jungle Lodge. Algo muy recomendable puede ser reservar tu lugar en alguno de los apart hotel como el Bosetti, el Marangatu o el Arandu, con la ventaja de disponer con mayor libertad de tu tiempo para excursiones y paseos, o en residenciales como La Esquina del Bambú, Noelia o Colonial Iguazú. Por supuesto, para los amantes de la vida silvestre tenemos los infaltables campings, como el Eterno Reverdecer, refugio interactivo ecológico ambiental a 15 minutos de las Cataratas. También puedes hospedarte en alguna de las muy bonitas cabañas, que ofrecen servicios muy similares a los de los hoteles a precios que pueden ser más económicos. Podemos mencionar las Cabañas del Leñador, Complejo Supara Cataratas, y La Floresta. Y para los turistas extranjeros, especialmente los europeos, los lugares de alojamiento predilectos suelen ser las hosterías y los hostels, también muy equipados para recibir cada año a una masa de turistas deseosos de llevarse la mejor impresión de este lugar incomparable. Dentro de esta categoría podemos incluir al Stop Hostel Dorm & Suites, del centro de la ciudad, el Timbo Posada, que es hostel y posada, el The Hostel- Inn Iguazú, especial para el turismo joven, la hostería Casa Blanca y el Hostal del Parque.

Información útil para tus viajes